La gestión de los conciertos de la Lechera es un ejemplo de la más absoluta inutilidad.


La ACPT señala al alcalde de Torrelavega como el máximo responsable del despropósito que ha supuesto la gestión de los conciertos de la Lechera de Torrelavega. Aunque ha sido preguntado en bastantes ocasiones, se niega a dar explicaciones y trata este fracaso con la misma indolencia y pasotismo con los que lleva ya más de media legislatura gobernando. Excusas y sandeces para justificar una incapacidad vergonzante y, por si fuera poco, derrochando dinero público de forma descarada.

La ACPT considera bochornoso el proceso que se ha vivido en los últimos meses para al final no tener conciertos este verano en La Lechera. Proceso que, por si fuera poco, se ha ido filtrando públicamente a algunos medios de comunicación, fruto de las guerras internas entre los dos partidos que gobiernan nuestra ciudad.

Ha sido la película de siempre: la del amiguismo y los intereses particulares. Hemos asistido a una pugna entre el PSOE y el PRC para colocar a sus empresas de producción de eventos cercanas, que es el único motivo por el cual se pretendía organizar (con más de doscientos mil euros de aportación) unos conciertos en los que, si algún vecino de nuestra ciudad hubiera querido asistir, habría tenido que desembolsar más de 30 euros por jornada.

Pero esto no acaba aquí, después de tres meses en los que bastantes técnicos municipales han intervenido en mesas de contratación, reuniones e informes varios, el alcalde considera que no procede la exigencia de la penalidad consistente en el importe del 3 por ciento del presupuesto base de licitación, IVA excluido. Una penalización que se recogía en el pliego de condiciones al que los tres licitadores acudieron asumiendo esos condicionantes.

Para proteger a sus empresarios cercanos, declaran desierto un concurso que es vox populi que ha tenido tres ofertas. No en vano, la propia resolución de alcaldía que anula el concurso público, lo justifica indicando que “al no haber cumplimentado adecuadamente el requerimiento en el plazo señalado ninguno de los tres licitadores al expediente y considerar que estos han retirado su oferta”. De no ejecutarse el cobro de la penalización, es posible que incluso se esté incurriendo en un delito de prevaricación por parte de Javier Estrada.

La ACPT tenemos claro el modelo para este tipo de eventos y lo hemos demostrado muchas veces. Hace escasamente veinte días organizamos dos jornadas en las que, con todos los protocolos, precios populares y participación local, llenamos la Plaza de La Llama de gente disfrutando de música en directo de calidad, con contenido y mensaje sin necesidad de recurrir a radio fórmulas o propuestas comerciales sin ningún valor artístico. Pero eso requiere trabajo, capacidad y esfuerzo, justo lo que día a día comprobamos que falta en quienes dirigen Torrelavega.

Sabemos que la dinamización cultural de Torrelavega jamás se logrará a golpe de talonario de forma recurrente, bien sea con contratos de uno o de cuatro años (la ocurrencia del PP como solución es otro ejemplo de lo que vienen siendo sus propuestas esta legislatura). Se conseguirá programando desde los departamentos técnicos existentes, y marcando criterios claros de qué es lo que se quiere y se necesita y por supuesto, contando con el tejido asociativo cultural de nuestra ciudad, que demuestra constantemente una gran capacidad para sacar adelante propuestas y agendas a pesar de las dificultades normativas.

Alejandro Pérez, concejal por la ACPT en el Ayuntamiento de Torrelavega

Torrelavega, a 7 de julio de 2021

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .