La subvención como método de trapicheo y de beneficio personal.


LA ACPT denuncia públicamente otros dos ejemplos de la vergonzosa forma de gestionar las subvenciones por parte del equipo de gobierno actual. La concurrencia competitiva ha quedado como una manera residual de tramitar las ayudas, siendo la mayoría subvenciones nominativas, o lo que es lo mismo: a dedazo.

Las subvenciones se han convertido en una forma de crear una red clientelar de favores prestados que permite, mediante el reparto de dinero público, comprar favores y voluntades. O peor incluso, beneficiar intereses particulares con dinero que está, única y exclusivamente, para el beneficio colectivo de todos los y las torrelaveguenses.

En la Comisión de Deportes del pasado martes, se destaparon dos evidentes ejemplos de estas prácticas. Subvenciones al estilo de “si cuela, coló”. Subvenciones que en su momento se paralizaron por posibles irregularidades, que se meten en el cajón como si nunca hubieran existido: “Si cuela, coló”.

Por un lado, hace unos meses que se paró la tramitación de la subvención de la Aldro Night Race del año 2019 puesto que, en el balance de gastos e ingresos, se les había “olvidado” incluir el que, probablemente, sea el mayor ingreso que se genera en la carrera, que es la inscripción de los participantes. Recordamos que se apuntan miles de personas. Aunque la ACPT hemos preguntado en varias ocasiones, el martes nos confirmaron en la comisión que el organizador no respondió a esa sencilla cuestión. La lectura es sencilla, parece que con la subvención se cubrían todos los gastos de un evento publicitario de una empresa privada y encima da la sensación de que pretendían ganar dinero con las inscripciones. Y esto, lo saben y lo sabían en su momento quienes estaban a frente de la Concejalía de Deportes. Por eso callan y no dan ninguna explicación, en lugar de investigar y preocuparse de saber la realidad sobre ese expediente.

Otro ejemplo, más reciente aún, fue la solicitud de subvención por parte del Club Natación Torrelavega que, como denunciamos desde la ACPT, solicitaba casi tres años después de la celebración de su aniversario, un dinero para cubrir gastos, entre otras cosas, de material informático, mobiliario o una cena. Obviamente, se paralizó la tramitación a petición de nuestro grupo y se comprometieron a darnos las explicaciones y justificaciones sobre la legalidad de esos conceptos. Cuando preguntamos qué ha ocurrido con esa subvención se nos indica que es que ese club, con el secretario comarcal del PSOE a la cabeza, Bernardo Bustillo, ha renunciado porque “no se encuentra cómodo” con la polémica. Una cara como el hormigón armado hay que tener.

La falta de ética y de rigor es alarmante, habiéndose convertido en una constante encontrarnos con expedientes incompletos, con informes que son meros “copia y pega” unos de otros, escasas o nulas comprobaciones técnicas en algunos casos o con solicitudes que se resuelven con cuatro datos, campos sin resolver y prácticamente sin ninguna información. Como si cobrar una subvención fuese un derecho adquirido sobre el que no hay que dar ninguna explicación.

Por parte de los responsables políticos, la falta de responsabilidad es impresionante y muy peligrosa para el bien colectivo, habiendo hecho cada uno de su concejalía un chiringuito para ofrecer dinero sin trasladar la más mínima obligación o responsabilidad sobre los usos y fines que el dinero público tiene. “No te preocupes, que esto te lo pagamos nosotros” se ha convertido en la tarea habitual en el día a día de muchos concejales del Equipo de Gobierno de Torrelavega. Su máximo exponente, el proactivo Jesús Sánchez.

La falta de ética y de escrúpulos es tan evidente, que cuando se detectan irregularidades, la técnica que se adopta es la de esconder la mierda debajo de la alfombra, a ver si nadie pregunta y así no pasa nada.

Cómodos están repartiéndose los cuartos desde sus poltronas, como si de su chiringuito particular se tratase, con la política del “estás conmigo o estás contra mí”. O, lo que es lo mismo, ya sabes por qué aro tienes que pasar si quieres cobrar.

Por nuestra parte, no pararemos de denunciar públicamente, o donde seamos capaces de hacerlo, cada práctica irregular o interesada que detectemos, sabiendo que, antes o después, saldrá a la luz el negocio que para algunos miembros del Equipo de Gobierno de Torrelavega es la política.

[Te recomendamos: Otro chanchullo de Jesús Sánchez.]

Alejandro Pérez, concejal por la ACPT en el Ayuntamiento de Torrelavega

Torrelavega, a 11 de marzo de 2021

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .