El concejal José Luis Urraca debe ser cesado de su cargo de manera inmediata.


El pasado viernes asistimos a la que quizás haya sido la Comisión Informativa más surrealista desde que el PSOE y el PRC asumieron el mandato en el Ayuntamiento de Torrelavega.

Se celebraba la Comisión informativa de Medio Ambiente, Salud Publica e Infraestructura Verde con un orden del día de escasamente 3 puntos. En uno de esos puntos, se abordarían las alegaciones que existen al borrador de Ordenanza reguladora de los espectáculos públicos y actividades recreativas, un texto que debía estar aprobado hace dos años y desde la ACPT venimos reclamando insistentemente cada vez que tenemos ocasión. Por si fuera poco, se trata de un acuerdo que se aprobó por unanimidad mediante moción en el Pleno de la Corporación.

El punto tuvo que quedarse encima de la mesa sin poderse abordar, puesto que a ningún grupo de la oposición se nos había hecho llegar el expediente, con lo que no habíamos podido consultar las alegaciones que se han planteado por distintos agentes al mencionado borrador. Incluso el técnico municipal actuante como secretario de la comisión indicó que hasta en dos ocasiones había reclamado por correo electrónico la documentación al concejal José Luis Urraca para poder enviársela a los grupos políticos sin que éste hubiera dado respuesta.

Absolutamente vergonzosa la actitud de pasotismo de este concejal con un asunto en el que acumula retrasos y engaños. Pero aún quedaba comisión y, aunque parezca imposible, su incapacidad e incluso negligencia floreció de forma más cruda con un asunto de gravedad como la situación del Matadero Comarcal.

En un debate caótico y desordenado, el concejal José Luis Urraca fue incapaz de asumir ninguna responsabilidad por todos los hechos que llevan aconteciendo desde hace años en el matadero y que, como culminación, hacen que a día de hoy tengamos la instalación clausurada por una administración superior, con una plantilla tremendamente mermada y al borde del colapso en lo laboral y en lo personal, con las importantes pérdidas económicas que provocará el parón y la probable pérdida de clientes.

El concejal, como siempre, se dedicó a buscar excusas y repartir culpas a terceros haciendo ver que su trabajo estaba hecho pues durante el último año había enviado algunos correos electrónicos, aún no sabemos a quién. Ahí termina su responsabilidad, según el criterio del responsable del servicio, designado por el alcalde (conviene no olvidarlo).

En el absoluto desorden que se produjo durante el debate, muestra de la nula capacidad del concejal y con José Manuel Cruz Viadero saliendo al quite de su delfín Urraca con exabruptos y descalificaciones, ni tan siquiera pudo asegurar que las obras de emergencia que se están ejecutando actualmente sirvan para solventar los problemas que han hecho que el matadero sea clausurado por problemas graves de seguridad y salud.

Hace más de un año que se produjo un accidente que pudo haberle costado la vida a una persona y, sin embargo, durante ese periodo no se ha tomado ninguna medida contundente de reforma del espacio. Este hecho, de suma gravedad, tiene un único responsable: José Luis Urraca. Y no debe continuar en su cargo ni un segundo más, pues sus negligencias acarrean cada vez más, importantes problemas en todas las áreas que son de su competencia. Sin abandonar el matadero, a día de hoy se deberá solicitar una prórroga para poder disponer de la subvención de 100.000 euros del Gobierno de Cantabria y no hay garantía de que finalmente no se pierda ese dinero, como se perdieron 200.000 euros el año pasado.

Es evidente que éste concejal jamás abandonará el cargo, pues ha hecho de la política su modo de vida y de lucimiento personal, consiguiendo la presencia pública suficiente que alimenta su ego, además de los recursos económicos que de otra manera le serían muy difíciles de conseguir por su evidente ineptitud.

Pero sus errores acumulados en el tiempo no pueden seguir produciéndose, pues al final, es Torrelavega, sus vecinos y sus trabajadores quienes lo sufren. La estabilidad de un pacto de gobierno cogido con pinzas, tampoco es excusa para mantener a personas así en la poltrona, por lo que desde la ACPT, exigimos al Alcalde la inmediata destitución del concejal José Luis Urraca de todos los cargos que ostenta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .