16 millones de euros muertos de risa.


Tras estudiar el ejercicio presupuestario de 2019, la ACPT denuncia una vez más la incapacidad del equipo de gobierno de Torrelavega PRC – PSOE para cumplir con los presupuestos que ellos mismos aprobaron, de los que solo han sido capaces de ejecutar un 18,72% del capítulo de inversiones.

Para inversiones contaban con un presupuesto de 19.607.000€, procedentes en su mayoría, de los más de dieciséis millones del remanente que se arrastra de años anteriores y de los 3.300.000€ correspondientes al año 2019. Pese a estas cifras, un año más han sido incapaces de ejecutar sus propios presupuestos.

Además, las obras que se han pagado con el capítulo de inversiones de 2019 son obras que se venían arrastrando desde hace varios años y que han tardado en ejecutar, como por ejemplo las aceras del Paseo del Niño, la carretera de la Montaña o la peatonalización de la calle Ancha; tres obras que ellas solas suman 1.500.000€ y que se han tenido que ejecutar de forma obligatoria al figurar dentro del Plan 70/30 del Gobierno de Cantabria (70% financiado por el Gobierno y 30% por el Ayuntamiento, con el compromiso de ser ejecutadas en el 2018 y 2019 o de lo contrario se hubiese perdido la financiación autonómica).

El resto de obras ejecutadas son viejas conocidas de todo el mundo por los años que se llevan hablando de ellas y los titulares de prensa que han generado. Algunas de ellas son viejas reivindicaciones vecinales como la apertura de Amador de los Ríos (141.000€), las zonas de descanso de Torres (103.000€), el Parque sin luces de Ganzo (136.000€), el Plan de asfaltado de Viérnoles (111.000€) o la adquisición de suelo por parte del Ayuntamiento (613.000€).

Un Ayuntamiento como el nuestro no se puede conformar con la ejecución de poco más de seis obras de mediano volumen en todo un año. Este Ayuntamiento tiene que ser más ambicioso y sobre todo teniendo obras pendientes tan importantes y que se tenían que haber ejecutado en el año 2019.

Hablamos de obras y demandas vecinales tan importantes como el aparcamiento en altura de la Carmencita (paralizado a consecuencia de la demanda que SIEC tiene interpuesta al Ayuntamiento), el centro Cívico de Sierrapando (que hoy y después de 3 años no ha salido todavía a licitación, ni está presentado en el Ayuntamiento el proyecto definitivo), los locales para la tercera edad en La Inmobiliaria, el área de autocaravanas (que después de realizarse el proyecto y consensuarse la ubicación, ahora disgusta al alcalde), la pasarela sobre el río Besaya (que dicen que hay que esperar a que pare de llover para ejecutarla), las cubiertas de la pistas deportivas de Nueva Ciudad y del colegio de Tanos, los accesos al barrio Covadonga o la remodelación de la plaza de este barrio. A todas las necesidades señaladas anteriormente debemos añadir el arreglo del Palacio Municipal (que está en ruina y es un claro reflejo del estado de la ciudad).

La ACPT solicitó hace escasos meses al equipo de gobierno una partida económica de 700.000€, para incluir en los presupuestos, que sirviera para la adquisición de viviendas y la creación de una bolsa de vivienda social de alquiler. Esta propuesta fue rechazada porque “no había dinero”, respuesta que, como ya hemos demostrado, no es cierta y es algo de lo que no sufre nuestro Ayuntamiento.

Este problema de falta de gestión es uno de los grandes problemas que arrastra Torrelavega. La falta de capacidad que existe, año tras año, para invertir el dinero que se recauda, provocando que vayamos acumulando un déficit en infraestructuras, cultura, dotaciones y servicios que hacen que nuestra ciudad cada día sea menos atractiva para vivir.

Torrelavega no se puede dar el lujo de tener pendientes de invertir en nuestra ciudad 16 millones de euros. Lo hemos dicho en más ocasiones: poco se puede pedir a otras administraciones si tenemos este remanente económico. No podemos exigir que inviertan otras administraciones si el Ayuntamiento no invierte sus propios recursos.

Este equipo de gobierno en lo único que gasta el dinero es en pagar las sentencias judiciales que pierde, que por desgracia suelen ser la mayoría. Consecuencia de su mala gestión, o la de sus padres, como los 400.000€ que hemos pagado recientemente a la empresa SIEC.

Para que esto no ocurra de nuevo, lo primero que necesita Torrelavega es que la mayoría de miembros del equipo de gobierno se fuesen para su casa por jetas, vagos e inútiles. Inmediatamente después, se deben aprobar unos presupuestos reales antes de comenzar cada año para que dé tiempo a ejecutarlos, reforzando el departamento de contratación, agilizando los informes entre departamentos, haciendo un seguimiento de los mismos y sobre todo, trabajando. Algo que adolecen los miembros tanto del equipo de gobierno como del resto de la oposición.

Iván Martínez, concejal por la ACPT en el Ayuntamiento de Torrelavega

Torrelavega, a 27 de enero de 2020

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .