Desde ACPT pedimos que se restablezca los bombeos en la mina de AZSA


Desde el grupo de Asamblea Ciudadana por Torrelavega (ACPT)  exigimos el reinicio de los bombeos de agua en el interior de la antigua mina de AZSA en Reocín para evitar las filtraciones de agua en el barrio de La Turbera que están causando la alarma entre los vecinos al afectar a varias viviendas.

En una rueda de prensa junto a varios vecinos de la zona, nuestra portavoz, Esther García Díaz, ha mostrado su convencimiento de que el problema procede del llenado de la antigua mina, situada a más de 30 metros de altura sobre el barrio, donde se acumulan millones de litros de agua que no se bombean desde hace casi 10 años.

Ha explicado que los bombeos cesaron tras el cierre de la mina por parte de la empresa AZSA ante su elevado coste, razones económicas que para Esther García “no son prioritarias” ante la seguridad de los habitantes de La Turbera y ante la posibilidad de que se produzcan algún tipo de accidente grave en el futuro.

Nuestra representante ha recordado que los técnicos ya alertaron hace años del peligro que suponía el cese de los bombeos, cuestión compartida por el propio comité de la empresa AZSA que pedía su continuidad para evitar que la excesiva acumulación de agua produjese inestabilidad en el terreno.

Por ello, ha instado al equipo de gobierno del Ayuntamiento de Torrelavega a que exija a la empresa pública MARE, dependiente Gobierno regional, su intervención y el restablecimiento de los bombeos.

En este sentido, ha explicado que el Ayuntamiento “ha hecho lo que ha podido” con la ejecución de unas catas y un zanja para recogida del agua, obras que no han dado los resultados esperados porque se siguen produciendo filtraciones ante la “alarma” de los vecinos que ven como el nivel freático sigue creciendo.

Según ha recordado, el acuífero genera un caudal estimado en 1.300 litros por segundo, que al cesar los bombeos ha ido llenando progresivamente el interior de la mina, proceso que aún no se sabe cómo afecta al suelo, ya que la explotación se extiende hasta 400 metros de profundidad y con galerías de más de seis kilómetros.

Como dato para estimar la gravedad del problema,  ACPT ha revelado que en la actualidad en la antigua mina se acumula “más de doble” del agua que los técnicos recomendaban para que no hubiese problemas de estabilidad en el entorno.

A su juicio, este es “un dato más” para que se rebaje el nivel de agua mediante la reactivación del bombeo que durante décadas permitió la explotación de la mina de blenda, pero que al agotarse las reservas dejó de funcionar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .